La realización de termografía infrarroja de las instalaciones eléctricas posibilita una reducción en el importe de las pólizas de seguros, al reducir notablemente el riesgo de incendio a causa de la instalación.

La  Termografía Infrarroja es una técnica que permite, a distancia y sin ningún contacto, medir y visualizar temperaturas de superficie con precisión.

La Física permite convertir las mediciones de la radiación infrarroja en medición de temperatura, esto se logra midiendo la radiación emitida  en la porción infrarroja del espectro electromagnético desde la superficie del objeto, convirtiendo estas mediciones en señales eléctricas.

La radiación infrarroja, radiación térmica o radiación IR es un tipo de radiación electromagnética de mayor longitud de onda que la luz visible, pero menor que la de las microondas. Consecuentemente, tiene menor frecuencia que la luz visible y mayor que las microondas. Su rango de longitudes de onda va desde unos 700 nanómetros hasta 1 milímetro. La radiación infrarroja es emitida por cualquier cuerpo cuya temperatura sea mayor que 0 Kelvin, es decir, -273 grados Celsius (cero absoluto).

Espectro de luz visible

Espectro de luz visible

Los ojos humanos no son sensibles a la radiación infrarroja emitida por un objeto, pero las cámara termográficas, o de termovisión, son capaces de medir la energía con sensores infrarrojos, capacitados para “ver” en estas longitudes de onda. Esto nos permite medir la energía radiante emitida por objetos y, por consiguiente, determinar la temperatura de la superficie a distancia, en tiempo real y sin contacto.

La radiación infrarroja es la señal de entrada que la cámara termográfica  necesita para generar una imagen de un espectro de colores, en el que cada uno de los colores, según una escala determinada, significa una temperatura distinta, de manera que la temperatura medida más elevada aparece en color blanco.

LA TERMOGRAFIA INFRARROJA EN INSTALACIONES ELECTRICAS

La mayoría de incendios no provocados son debidos a defectos o sobrecargas en las instalaciones eléctricas. La temperatura correcta de trabajo es fundamental en las instalaciones eléctricas, por ello la termografía es una herramienta imprescindible en el mantenimiento de dichas instalaciones, al poder comprobar el estado de las mismas sin la desconexión o parada de los equipos.

Termografía desequilibrio de fases

Termografía desequilibrio de fases

Podremos evaluar

• Sobrecalentamientos por conexiones defectuosas (flojas, oxidadas, etc.)
• Sobrecalentamientos en los conductores
• Desequilibrios de las fases
• Realización de históricos de equipos y transformadores
• Inspecciones en líneas AT y transformadores

Desequilibrio de fases

Desequilibrio de fases

Sobrecalentamiento por conexión floja

Sobrecalentamiento por conexión floja

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s